Objetivo

 

El COAMI de la Reserva naval de Bogotá, considera necesario poner en su conocimiento como participante del Ejercicio de Revitalización 2016, estas notas tomadas de la cuarta edición del Reglamento de Ceremonial Marítimo, donde se actualizan aspectos normativos y se reglamentan procedimientos que han sido consuetudinarios, logrando mantener la vigencia de este legado de nuestra gloriosa Armada Nacional y que si bien pueden ser conocidas por todos los señores Oficiales de nuestra Unidad, no está por demás hacer un repaso de temas que nos pueden servir para alcanzar nuestros objetivos en desarrollo del mencionado ejercicio.

 

Tanto el ceremonial marítimo como el protocolo naval son cultura para los marinos; una disciplina que genera espíritu de cuerpo, mística, sentimiento de trabajo en equipo, camaradería, respeto por nuestros antecesores y sentido de pertenencia institucional, entre otros nobles y altruistas sentimientos. Es nuestro deber ser dignos representantes de la tradición naval.

 

Estas tradiciones provienen de las faenas marítimas y navales de las primeras armadas, principalmente las desarrolladas en el Mediterráneo. Las tradiciones navales se han ido involucrando a través de las épocas como normas de estricto cumplimiento, cuyo origen, en muchos casos, se pierde en el tiempo.

 

Estas tradiciones, que son un hábito entre los marinos, se reflejan en aspectos tan importantes como la cortesía naval, el respeto por la jerarquía, en la precedencia de las autoridades, en los saludos entre personas, embarcaciones y plazas a las que se arriba, en las visitas protocolarias, en los honores con pito marinero, con banda y guardia armada, en las ceremonias de reconocimiento y despedida, en las de afirmada del pabellón de una unidad, de despedida en el mar a un marino por última vez, y muchas otras, que se recopilan en los ceremoniales marítimos. El ejercicio diario de estas actividades, de las cuales somos orgullosamente herederos, dan la identidad tan especial y muy propia a la Armada Nacional.

 

 

CORTESÍA NAVAL

 

La cortesía es el más distintivo rasgo de la Armada Nacional y de su personal, siendo tradicional su legado a través de generaciones de marinos y hace parte de su código de conducta. Identifica al oficial y suboficial naval en el excelente trato a las personas independientemente de su jerarquía o posición social, demostrando una esmerada educación, porte marcial, excelentes maneras, deferencia en el trato, respeto a la condición humana y el cumplimiento de las buenas costumbres y tradiciones navales. Es una cultura en la Institución.

 

Demostraciones de cortesía naval se observan en aspectos como el saludo militar, la caballerosidad del personal masculino hacia las damas tratándolas con especial deferencia, la puntualidad a toda clase de actos públicos, oficiales y privados, tanto de anfitriones como de invitados, el impecable porte del uniforme, el trato afable, el dominio de sí mismo ante cualquier situación especial y la búsqueda permanente de la excelencia personal, entre otros.

 

 

 

Saludo entre personas

 

El saludo y su contestación son normas de cortesía y una demostración de espíritu de cuerpo y disciplina entre los miembros de las Fuerzas Militares.

 

a. Cuando sobre la marcha un oficial, suboficial, alumno o infante de marina menos antiguo deba pasar a uno más antiguo, deberá saludarlo cuando esté a su altura y si es un pasillo estrecho o escala deberá cederle el paso o solicitarle permiso para seguir. Si viene en vía contraria en un pasillo se le saludará, si es en una escala, el menos antiguo debe devolverse, dejarle franco el paso y saludarlo.

b. Si el saludo es al cubrecabezas, se debe girar la cabeza hacia el superior en el momento que la mano está en la visera de la gorra, girando la cabeza nuevamente al frente y descansando la mano posteriormente.

c. Al subir escalas, oficiales, suboficiales, alumnos o infantes de marina de diferente antigüedad, tendrán preferencia los más antiguos; al bajarlas precederán los menos antiguos.

d. Cuando un oficial, suboficial, alumno o infante de marina salude a otro más antiguo que se encuentre en un grupo de personal más antiguo, todos los del grupo deberán contestar el saludo.

e. Cuando un oficial, suboficial, alumno o infante de marina se acerque a saludar a un grupo de personas no militares, se presentará a cada una de ellas, dando su grado, primer nombre y apellido, en ese orden. El saludo será cortés y afable, estrechando la mano en señal de aprecio.

f. El saludo de la mano debe demostrar energía, educación y el carácter propio del militar.

g. Es obligación saludar a los superiores, como contestar el saludo de los subalternos; de la misma forma, es obligatorio saludar a los superiores de otras Fuerzas.

h. Si al momento del saludo una o ambas personas se encuentran con la cabeza descubierta, se saludará al pecho, el cual se efectúa con la mano derecha abierta llevándola firmemente al pecho en el lado izquierdo, con la palma de la mano paralela a la cubierta y todos los dedos juntos; este saludo se complementará con la expresión verbal respectiva.

i. Si se presenta personal subalterno a un superior, este por cortesía podrá dar la mano. En todo caso, el subalterno no extenderá su mano primero si el superior no la ofrece.

j. Si para dar la mano se tienen calzados los guantes, se deberá quitar el guante de la mano derecha.

k. Si se viste de civil, dentro de unidades militares o fuera de ellas, y se encuentra a un superior, deberá acercarse y saludarlo como demostración de cortesía. Vestir de civil o no portar el uniforme, no exime a ningún miembro de la Institución para saludar y contestar saludos en una actitud deferente y respetuosa.

 

Trato entre el personal

 

El saludo al cubre cabezas, conocido como saludo militar, es uno de los principales signos distintivos del militar. Su origen tiene varias teorías; una de ellas dice que, puede derivarse de la edad media, cuando los caballeros en sus armaduras levantaban las viseras de sus cascos para mostrar la cara. Otra que proviene de una orden del César en Roma, que, en señal de llevar las manos libres de puñales, al saludarse debería llevarse una mano a la altura de la cabeza. Una tercera dice que se deriva de los franceses, cuando se descubrían de sus sombreros de punta larga y hacían una pequeña venia.

De palabra:

a. Los superiores llamarán a subalternos anteponiendo el grado a su primer apellido, sin importar el género del subalterno. No es aceptable el uso del nombre propio.

b. Entre compañeros podrán llamarse por su respectivo nombre, siempre y cuando no se encuentren en fila y uno se encuentre subordinado al otro, en cuyo caso se aplicará el ordinal anterior.

c. El subordinado se dirigirá al superior así:

 

- A los oficiales de insignia se les llamará almirante (tratamiento genérico), anteponiendo la palabra “señor”.

- A los oficiales generales de Infantería de Marina o de otras Fuerzas, se les llamará general (tratamiento genérico), anteponiendo la palabra “mi”.

- A los oficiales superiores, subalternos, suboficiales, guardiamarinas y alféreces, se les llamará por su grado, anteponiendo la palabra “mi”.

- Es genérico el uso de la palabra:Capitán, para los oficiales superiores, Teniente, para oficiales subalternos, Jefe, para los suboficiales de grado Jefe Técnico de Comando, Jefes Técnicos y Suboficiales Jefes, Suboficial, para los demás grados.A todos los anteriores siempre se les antepone la palabra “mi”.

- Para el personal de oficiales Infantería de Marina, se usan sus grados antecedidos por la palabra “mi”.

- Para el personal de suboficiales de Infantería de Marina, se usan las palabras: Sargento Mayor, para los grados de Sargento Mayor de Comando y Sargento Mayor, Sargento, para los grados de Sargento Primero, Sargento Viceprimero y Sargento Segundo,Cabo, para los demás grados de los suboficiales de I.M.

d. Para efectos de anunciar por altoparlantes la llegada a bordo de comandantes, se anunciará por su cargo, así: “Comandante ARC…. (llega,pasa, sale)” según sea el caso.

e. Para llamar por altoparlante a los oficiales se antecederá la palabra “señor”; también aplica para los suboficiales de grado Suboficial Jefe Técnico y Superior y su equivalente en Infantería de Marina.

 

Por escrito:

En todo momento se cumplirá lo estipulado en el reglamento de protocolo y ceremonial de la Presidencia de la República y los Reglamentos de Protocolo y R.C.Mil. vigentes. Es común ver en los chats mi CN, mi CF. Lo cual es incorrecto. Se escribe mi Capitán, Mi Teniente.

 

Con las damas:

a. Se ofrecerá la mano para recibirlas en portalones, escalas o al bajar de vehículos.

b. En desplazamientos por la calle, se le ofrecerá la parte interna del andén.

c. Al personal militar femenino se le tratará de acuerdo con su jerarquía correspondiente.

d. Al saludar de beso en la mejilla a una dama, se deberá hacer con el mayor respeto y descubrirse la gorra antes de hacerlo.

 

Otras consideraciones:

a. En citas, reuniones, formaciones u otro acto del servicio o fuera de él, nunca se debe hacer esperar al superior; la falta de puntualidad se considera una falta de cortesía.

b. El subalterno en formación o durante desplazamientos a pie, permanecerá al lado izquierdo del superior.

c. El personal de la Armada Nacional que al viajar en un vehículo o a pie se encuentre con el Pabellón Nacional, estandartes de tropas o un féretro, deberá detener su marcha y saludarlo militarmente a pie firme llevando la mano a la visera de la gorra, si está cubierto y uniformado; si se encuentra descubierto o en traje civil, deberá detener la marcha y colocarse en posición firmes hasta que terminen los honores o hayan pasado del lugar.

d. Vestir de civil no exime a ningún miembro de la Institución para saludar en una actitud deferente y respetuosa.

e. El subalterno si está sentado debe ceder el puesto al superior y a las damas.

f. Al portar el uniforme en la calle, no se deben llevar paquetes en la mano. Se autorizan maletines portapapeles de mano o para computadores portátiles, de color oscuro.

g. Cuando se porte el uniforme, no se debe tomar transporte público o urbano, con excepción de taxis.

h. Al portar el uniforme no se debe fumar en lugares públicos.

i. En vehículos tipo buses o aeronaves de las Fuerzas Militares, cuando aborde un superior deberá ordenarse atención, ante lo cual el personal menos antiguo se pondrá de pie.

j. Por cortesía naval y por una sola vez todo tripulante embarcado deberá dar los buenos días en las horas de la mañana al personal de mayor jerarquía con quien se cruce.

k. Al presidirse una formación, tanto en la mañana como en la tarde, se darán los buenos días o las buenas tardes al personal, así como a la hora de la recogida serán dadas las buenas noches.

l. Las consideraciones establecidas para las embarcaciones acerca de no cruzar el rumbo de otra más antigua, será aplicable por tradición naval, a las personas en tierra, las cuales por un acto derespeto y cortesía, no cruzarán la dirección del camino de otro más antiguo anteponiéndose a su paso, acto que se denomina ‘’no cortar la proa”.

m. En recepciones, actos culturales, comidas de compañeros y demás eventos sociales o del servicio, el anfitrión o más antiguo dará apertura al paso de las comidas, si es tipo bufete, o al inicio del baile si se trata de una fiesta; de igual forma será el primero en retirarse.

Preparado por TN RVA (HON) Jairo Peralta Berbesi. Mayo de 2016.

Cortesía Naval

                  2018 Reserva Naval de Colombia.   Todos los derechos reservados

Carrera 86 No. 51-66  Edificio World Business Center, Oficina 305

Bogotá - Colombia

Política de Privacidad y Tratamiento de Datos