Cuarenta años “toda una vida”

Pertenecer al cuerpo de Profesionales Oficiales de la Reserva es un honor que adquiere hoy en día una importancia mayor de compromiso y entrega para con nuestro país, dado el momento histórico que atravesamos con las posibilidades de construir paso a paso un mejor futuro para el entorno social del territorio con una paz estable y duradera enmarcado en el pos acuerdo de las negociaciones que se adelantan en la Habana Cuba.

 

El profesional de la reserva tiene como activo humanístico una identidad con dos facetas definidas. Una inherente a su condición profesional enmarcada en sus estudios y su experiencia en un entorno definido de la sociedad en ejercicio de esa misma profesión, y otra alineada directamente a una condición militar como miembro ad honorem de una estructura de apoyo y contribución al esfuerzo no armado del Ejercito, la Armada Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana.

 

El principal puente de unión entre el sector poblacional inmerso en la sociedad colombiana con la institucionalidad militar sin lugar a dudas son estos miles de hombres y mujeres que, por amor de patria, con una sola visión compartida de un solo sueño de ver como Colombia es un mejor país, son los profesionales oficiales de la reserva de las Fuerzas Militares.

 

Al recordar su evolución histórica el primer visionario en intentar establecer un cuerpo con profesionales fue el señor General Rafael Navas Pardo, hacía el año de 1954 con la idea trasladar algunas de las lecciones aprendidas durante la segunda Guerra Mundial para crear una sinergia de progreso y desarrollo en la sociedad de la mano con la Fuerzas militares. A pesar de este primer intento, fue hasta el año de 1976 cuando por fin se logró establecer el primer curso de oficiales en el Ejército Nacional luego de convocar a ingenieros militares retirados para que continuaran desde su profesión aportando a la Patria y que la clase dirigente con impacto nacional de la sociedad Colombiana fuera más sensible al trabajo de las Fuerzas Militares desde el sentido patriótico y de aporte social, apoyo incondicional a las actividades logísticas y administrativas en caso de movilización y finalmente consolidando una integración civil-militar de contribución a la misión. En el caso de la Armada Nacional, el primer curso de profesionales oficiales de la reserva se conformó en Barranquilla dos años después y desde ese entonces se ha ido fortaleciendo y consolidando un cuerpo que hoy en día involucra más de 1300 profesionales al servicio de la patria a través de la Armada Nacional desde sus lugares de operación ubicados en la isla de San Andrés, Cartagena, Barranquilla, Corozal y Coveñas, Medellín, Bogotá y Cali.

 

Acertadas decisiones, el liderazgo histórico de grandes hombres y mujeres, una vocación de servicio hacia la sociedad y un profundo amor hacia lo que representa la Armada Nacional como institución ha hecho que este recorrido de 40 años permita hoy en día contar con un grupo de Profesionales multidisciplinarios entre los que se encuentran ciudadanos de carrera diplomática, políticos, magistrados, Ingenieros, profesionales del sector de la salud, abogados, del sector de las comunicaciones, entre muchos otros, vinculados a proyectos productivos distribuidos a lo largo y ancho de Colombia.

 

Durante este año 2016, viene consolidándose al interior de la Armada Nacional un proceso vertiginoso tendiente a consolidar y proyectar este cuerpo para hacer de su organización y su aporte profesional un articulador de gran impacto alineado al plan estratégico de la Armada Nacional. Es así como se ha fortalecido la Dirección de los Profesionales de la Reserva Naval dentro de la Jefatura de Desarrollo Humano, se ha colocado en cada uno de los COAMIS (Comandos de apoyo a la misión) de San Andrés, Cartagena, Cali, Bogotá y Medellín a un sr Almirante en servicio activo como líder integrador y direccionador de los aportes profesionales, y para el caso de Barranquilla, Corozal y Coveñas a un sr Coronel y Capitán de Navío; se ha modificado el pé

 

nsum académico de sus cursos de formación con instructores de nivel maestría y doctorado, se ha nombrado un nuevo Comandante de los profesionales de la Reserva Naval escogido dentro del mismo grupo de profesionales oficiales con un perfil muy claro de liderazgo y conocimiento en la gestión de la inclusión social de impacto en el país, se ha estructurado un plan de acción 2016-2018 alineado a contribuir al esfuerzo no armado del propio plan de acción 2016 – 2018 de la misma Armada Nacional, se ha fortalecido el sistema de comunicaciones estratégicas de la Reserva Naval con el firme  propósito de hacer visible este compromiso dentro de la misma institución como hacia el exterior de la misma así como de crear herramientas tecnológicas que permitan integrar redes de trabajo sinérgicas eficientes y eficaces en un momento determinado.

 

Muchos proyectos de impacto estratégico se vienen desarrollando por los profesionales de la Reserva Naval de Colombia: Seminarios de ciberseguridad y ciberdefensa, aportes de gestión a la construcción de parques museos, colegios para niños de escasos recursos y de poblaciones marginadas en Cartagena, construcción de viviendas gratuitas para familias marginadas en zonas de Tumaco, gestión de recursos de la misma oferta estatal para apoyar planes de acción como las operaciones binacionales entre Colombia y Perú, las jornadas de apoyo al desarrollo en Urabá, San Andrés, la Guajira, Guaviare, así como recientemente apoyando las labores de la institución en Ecuador, entre muchos otros que dan una idea del gran impacto y el compromiso de este grupo de oficiales profesionales de la reserva que han hecho de la Armada Nacional su segundo hogar.     

 

Actualmente el Cuerpo de los PORA (sigla para Profesional Oficial de Reserva Armada) enfatiza su aporte en actividades para desde sus profesiones, 1- Contribuir a la cooperación civil - militar para el desarrollo regional de acuerdo a los planes estratégicos de las FF.MM. 2- Fortalecer la imagen Institucional 3- Apoyar las campañas Institucionales 4- Contribuir a la seguridad jurídica de los miembros de las FF.MM. 5-Aportar a la construcción de la memoria Histórica de la Institución. 6- Apoyar el bienestar y moral de las propias tropas y 7- Difundir principios y valores de las FF.MM. sin dejar de lado, el aporte estratégico que tienen hoy en la construcción de una nueva Colombia en la etapa posacuerdo.

 

Es importante en la historia de la Reserva Naval, resaltar de forma especial el aporte realizado por el señor General (R) Carlos E. Duque Salazar, quien en 1993 fue designado como el primer Comandante Nacional de Reserva Naval. Su aporte durante estos 23 años ha sido fundamental para llevar a este grupo a lo que hoy por hoy es. En sus propias palabras el Señor General Duque afirma del Cuerpo de Profesionales de la Reserva Naval, frente al que le dedicó gran parte de su vida “es una organización única en el mundo, porque son profesionales que se dedican a su trabajo, pero quieren hacer algo útil por el país”.

 

La singladura del señor General Duque como Comandante concluye el 14 Julio de 2016 y entregará su cargo al Señor Capitán de Fragata de Reserva Naval Javier Ignacio Restrepo Giraldo,  quien recibe una institución con muchos proyectos que en sinergia de trabajo bajo los lineamientos y directrices del Señor Capitán de Navío Germán Collazos Guzmán de la Dirección de los Profesionales Oficiales de la Reserva Naval de la Jefatura de Desarrollo Humano, seguirán llevando el timón de este cuerpo de apoyo y servicio hacia el fortalecimiento de su aporte al esfuerzo no armado y la construcción de nuevos escenarios de progreso y desarrollo para el país.

 

Si, 40 años puede ser para algunos toda una vida, de la misma forma que lo es para el Cuerpo de los Profesionales Oficiales de Reserva. Una institución que proyecta ejemplo de entrega y trabajo en equipo. Armada Nacional y Reserva Naval, Una sola Misión.

 

TODO POR LA PATRIA

Please reload

Entradas destacadas

Día Mundial de los Océanos

June 8, 2018

1/3
Please reload

Entradas recientes