La importancia de la Sincronización de las operaciones interagenciales en el marco del Postacuerdo

En el nuevo escenario de post-acuerdo, el “Plan Militar de Estabilización y Consolidación Victoria”[1] plantea ”Las tareas de estabilización son mecanismos para la construcción de la paz en: seguridad, justicia, bienestar social, desarrollo económico, infraestructura, fortalecimiento institucional”. Esto en términos militares no debe verse como retórica sino efectivamente, en los elementos en que las fuerzas militares pueden, y deben incidir dentro de la doctrina de estabilización[2], y en operaciones complejas de paz.

 

Lo que ha venido sucediendo históricamente en Colombia, es que la Armada y en general la fuerza pública, son el único representante visible del estado en el territorio, y dada esta etapa de transición, el estado como un todo debe ocupar los espacios dejados por las FARC  y no permitir que sean ocupados por las demás amenazas emergentes.

 

Por supuesto, para asegurar el éxito de las operaciones son claves una sobresaliente inteligencia[3], manejo de medios e información y la coordinación de acción integral. En dicho marco se creó el “Sistema Nacional de Reacción Inmediata para el avance de la estabilización SIRIE”[4], que permite al Comando de las Fuerzas Militares recopilar y un realizar análisis más amplio y detallado, frente a factores de inestabilidad que afecten la percepción de seguridad. Así pues la fuerza pública cuenta con una importante herramienta para dar respuesta a situaciones como las reflejadas en los informes de alertas tempranas de la defensoría, y así combatir la amenaza pero a su vez  proteger a la población de manera interinstitucional.

 

Igualmente, las Fuerzas Militares han venido fortaleciendo y empoderando las capacidades locales, que bajo la de la doctrina de estabilización se podrían analizar como el establecer la seguridad civil, el establecer el control civil, el restablecer los servicios esenciales, el apoyar al Gobierno y el apoyar el desarrollo económico y de infraestructura[5]. Cabe resaltar como aproximación, se plantea bajo una mirada de contextos regionales y sobre todo territoriales, para evaluar la capacidad real del estado en un territorio específico.

 

 

En el proceso de planeación a nivel estratégico, la identificación de Puntos Decisivos[6] es un factor crítico para ganar una marcada ventaja sobre un adversario, o contribuye materialmente a alcanzar el éxito. Con dicha identificación, se pueden incidir realmente en la mitigación de las fuentes de inestabilidad y en el fomento de estabilidad a largo plazo. Ya a nivel operacional, el empleo de una combinación de Mecanismos de Estabilidad y Derrota[7] complementa el planeamiento y proporcionan un enfoque al enmarcar problemas complejos.

 

Sin embargo cabe recalcar la idea principal de este artículo, de que a pesar de una ajustada planificación y las excelentes capacidades de la Armada y en general de las Fuerzas Militares, no serán suficientes sin la integralidad de la intervención de todo el Estado en su conjunto. Así pues, en el marco de la interagencialidad, se denota una articulación con el Ministro Consejero para el Posconflicto, con su Estrategia de Respuesta Rápida para los primeros diez y ocho meses y posteriormente implementar los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y Desarme, Desmovilización y Reinserción (DDR).

 

Sin embargo con las entidades de orden nacional con alcance territorial y por sobre todo con los entes territoriales como departamentos y municipios, se percibe que la articulación no alcanza a tener la profundidad y alcance requeridos. El “cómo” establecer una respuesta y asegurar el involucramiento de los funcionarios tanto directivos, y sobre todo a nivel técnico de las diferentes instituciones, es lo más importante. Tal vez con el establecimiento de enlaces por institución y con los secretarios de gobierno, para que la información y sobre todo la cooperación fluya para alcanzar los resultados esperados a nivel operacional y que estos se reflejen en las condiciones y estado final deseado[8] de un territorio.

 

La coordinación y los tiempos son vitales en toda estrategia, por esto, de la manera como interactúen estos dos elementos para lograr la adecuada sincronización entre las fuerzas militares y las demás agencias del estado. Esto para alcanzar y mantener el Momentum y el impulso militar, por lo que la interagencialidad es clave, por supuesto sin olvidar el trabajo combinado interfuerzas y con la Policía Nacional, siguiendo los lineamientos de los principios de las tareas de estabilidad[9] que incluyen la transformación del conflicto y a la unidad de esfuerzo.

 

El reto desde las capacidades de la Armada y las Fuerzas Militares es incidir en que esto suceda, en un escenario con una población cada vez más apática y pesimista hacia los acuerdos y las nuevas realidades en los territorios, y en un contexto de reducción de presupuestos en todas las entidades implementadoras de la política del Estado, razón adicional para la necesidad de la optimización de la interagencialidad como pilar de la Acción Unificada para lograr la esperada unidad de esfuerzo.

 

 

 

 

[1] http://www.cgfm.mil.co/2017/02/21/plan-militar-victoria-una-paz-estable-duradera/

 

 

[2]MFE 3-07 Pag.20 numeral [2.5.]

 

[3] MFE 3-07  Pag. 25  numeral [3.2.]

 

[4] http://www.cgfm.mil.co/2017/06/03/sirie-sistema-denuncia-creado-las-fuerzas-militares/

 

[5] MFE 3-07  Pag. 20, 21, 22, 24 numerales  [2.5.1.],[ 2.5.2.], [2.5.3.], [2.5.4.],[2.5.5.]

 

[6] MFE 3-07 Pag.27 numeral [4.3.1.]

 

[7] MFE 3-07 Pag.28 numeral [4.3.3.]

 

[8] MFE 3-07 Pag.29 numeral [4.4.3.]

 

[9] MFE 3-07  Pag. 4 y 5   numerales [1.2.1] y [1.2.2]

Please reload

Entradas destacadas

Día Mundial de los Océanos

June 8, 2018

1/3
Please reload

Entradas recientes